Un poco de Geografía Imprimir

p>

 

Australia es uno de los 14 paises independientes que conforman Oceanía y es el sexto más grande del mundo. Está rodeado por las aguas de los océanos Pacífico, el Mar de Arafura, Índico y el Austral. La gran barrera de Coral, con 2 mil km de longitud y una anchura entre 100 y 300 km, constituye la mayor del mundo, y deja en el noroeste del país una gran cantidad de islas. En cuanto al relieve, Australia ocupa una de las masas continentales más antiguas y menos elevadas del planeta. Su punto más alto es el Monte Kosciuszko con 2228 metros de altura y se ubica entre Nueva Gales del Sur y Victoria. Los 7.686.850 km² de superficie de Australia se encuentran en la placa indoaustraliana. Rodeada por los océanos Índico, Glacial Antártico y Pacífico, está separada de Asia por los mares de Arafura y Timor. Australia tiene una línea costera de 25.760 km y reclama una amplia zona económica exclusiva de 8.148.250 km². Esta zona económica exclusiva no incluye el Territorio Antártico Australiano.

La Gran Barrera de Coral, el arrecife de coral más extenso del mundo, se encuentra a una corta distancia de la costa noreste y se extiende por más de 2.000 kilómetros. El monolito más grande del mundo, Mount Augustus, está localizado en Australia Occidental. Con 2.228 m de altitud, el monte Kosciuszko en la Gran Cordillera Divisoria es la montaña más alta de Australia continental; sin embargo el Mawson Peak, en el remoto territorio australiano de las Islas Heard y McDonald, es aún más alto con 2.745 metros.

Una enorme parte del país es desértica o semiárida. Australia es el país habitado más seco y llano, y el que menos suelos fértiles posee. Sólo en el sureste y suroeste existe un clima templado. La parte norte del país, con un clima tropical, tiene una vegetación que consiste principalmente en selvas lluviosas, bosques, praderas, manglares y desiertos. El clima está muy influido por sistemas de baja presión tropicales estacionales que producen ciclones en la región septentrional, y por las corrientes marinas, incluyendo el fenómeno oceánico-atmosférico de El Niño, que se correlaciona con sequías periódicas. La hidrografía australiana es una evidencia patente del proceso de desecación que sufre el continente-isla; los dos ríos más importantes, el Darling y el Murray pese a tener longitudes superiores a los 2000 km llevan en casi todo su tramo un magro caudal que les da el aspecto de angostos arroyos; excepto en Tasmania y la zona perhúmeda del extremo norte, la gran mayoría de los cursos de agua son en realidad paleocauces o uadis, algo similar ocurre con sus "lagos", en épocas presentes los grandes lagos australianos son depresiones con salares y algunas lagunas en su fondo. Por contapartida existe en la mitad occidental de Australia un importante acuífero que aporta las aguas surgientes de la Gran Cuenca Artesiana.

En el noroeste de Australia se encuentra el antiquísimo (arcaico) cratón de Pilbara, tal cratón estudiado especialmente por la Dra. Abigail C. Allwood presenta estromatolitos que serían algunos de los rastros de vida más antiguos sobre la superficie del planeta Tierra.